Nor

Villar se compromete a aprobar el PXOM el primer año de mandato pero incluyendo el Polígono Industrial de A Lomba y revisando el crecimiento en el rural

-“Entendemos la preocupación y descontento de los empresarios, sobre todo sabiendo que el actual PXOM que se pretendía aprobar no incluye solución para el suelo industrial”.

-“Represas engaña a los vecinos cuando dice que si no se aprueba ahora se perderán otros dos años más”.

-“El documento no cuenta con los informes técnicos necesarios para llevar a pleno. Es un paripé electoral para intentar arañar unos votos, pero el empresariado está cansado de todos los partidos y no entran al juego de Garrote y Represas”.  

Ponteareas, 20 de mayo de 2019.- La candidata popular, Belén Villar, se comprometió con los empresarios a aprobar el PXOM en el primer año de mandato para desatacar el urbanismo y los grandes proyectos que propone en su programa electoral.

 

“Es necesaria la aprobación inmediata del documento pero teniendo en cuenta que hay que añadir el plan parcial de A Lomba y revisar el crecimiento futuro de las parroquias. Además hay que terminar el documento que carece de los informes técnicos necesarios como el de la Confederación Hidrográfica o el del arquitecto y secretario municipal, motivo por el que este gobierno no lo ha llevado a pleno”.

 

A mayores, la candidata popular se compromete a poner en marcha durante cuatro meses una oficina en el Concello destinada a informar a colectivos, vecinos y empresarios para conocer la situación del PXOM.

“Una vez pasados estos cuatro meses, en los que trabajaremos paralelamente para desarrollar el Plan Parcial de A Lomba, resolveremos los errores detectados e informaremos de aquellas alegaciones tenidas en cuenta, así como el criterio seguido”.

 

El intento de aprobación del PXOM ha sido un “paripé electoral de Represas y Garrote porque están preocupados por los resultados del próximo domingo. El 26 de mayo esperamos que los vecinos les digan que las cosas no se improvisan y que Ponteareas se merece un gobierno que trabaje durante los cuatro años y no la última semana de mandato. Se les terminó el tiempo y su balance es cero. No tienen nada que vender, porque en cuatro años han estado de brazos cruzados. Lo que han hecho con el PXOM a las puertas de unas nuevas elecciones municipales es reírse del empresariado, de los grupos de la oposición y de los vecinos”.