A10b1b38 374b 4e0b Bf2f 5083eb0a3e92

Belén Villar se reúne con un grupo de mayores del centro de Ponteareas que se quejan del abandono que sufren por parte del gobierno local

-Cerca de 60 personas se congregaron para trasladarle a la candidata sus quejas en relación al centro social del que a penas pueden hacer uso desde que gobierna Represas

 

-El PP presentará una moción, junto con la firmas recogidas de los vecinos, para que puedan volver a utilizar el centro y se mejoren las instalaciones del mismo

 

Ponteareas, 7 de diciembre de 2018.- El PP acudió esta semana a la llamada de varios vecinos que querían trasladarle a la candidata popular varias quejas en referencia al centro municipal social ubicado en centro del pueblo.

 

Villar acudió a la llamada de estos vecinos con el fin de conocer de primera mano la problemática existente con el centro social. “Se pudo constatar el gran malestar existente puesto que a la reunión acudieron más de 60 personas protestando porque se les ha privado de hacer uso de estas instalaciones municipales. Se quejan de que desde hace año y medio la cafetería está cerrada. La sala donde practicaban yoga tampoco la pueden utilizar porque ha sido destinada a otros usos. En relación a los baños comentan que frecuentemente están cerrados y que cuando están abiertos suelen estar en malas condiciones de limpieza” explica Villar.

 

Por otra parte los vecinos también manifestaron que, por falta de espacio, ya no pueden reunirse para charlar, para jugar a las cartas y que debería dotarse al centro de más sillas y percheros para el baile social que se celebra todos los sábados.

Ante las quejas manifestadas, el PP solicitará en pleno que se revierta esta situación ya que es el único local municipal en el centro al que pueden acudir estos mayores.

“Siempre han hecho uso del mismo. Nos han solicitado que quieren seguir teniendo su espacio y no que se les abandone así”.

El PP que siempre ha defendido todos los centros culturales, y así durante los últimos años construyó centros en las parroquias, como Prado, San Mateo, Guillade, entre otras muchas. Y para el casco urbano se reformó y amplió el espacio del centro social con una cafetería, una sala de lectura y televisión, espacios que estaban a disposición de los mayores hasta ahora, porque con el gobierno actual todo esto cambió.  El PP se comprometió a seguir apostando por un buen uso de estos centros, organizando un horario que permita a todos hacer uso de ellos sin privar a ningún colectivo.